Verde Sostenible

RSS
Celebrando a Wangari Maathai
Fue la primer mujer africana en ganar el premio Nobel de la Paz (2004) por su contribución al desarrollo sostenible, la democracia y la Paz.
El 25 de Septiembre pasado, esta gran luchadora ambiental y de los derechos de las mujeres, fallece debido a un cáncer ovárico. 
Maathai es un perfecto ejemplo de lo que se puede lograr si se ofrece educación correcta en los países en vías de desarrollo. Desde niña sobresalió en los estudios, lo que le hizo merecer una beca para estudiar en una Universidad de Estados Unidos en los años sesenta (Ciencias).
Realizó su doctorado en Alemania, siendo así, en 1971, la primer mujer de África del Este en recibir un título de Doctorado (Anatomía) y para finales de 1977 había ocupado puestos en la Universidad de Nairobi que nunca antes habían sido ocupados por mujeres.
Se involucró en una gran cantidad de organizaciones civiles, dirigiendo la mayoría de ellas en algún momento:
La Sociedad de la Cruz Roja en Kenya
Asociación de mujeres universidades de Kenya
Centro de Enlace Ambiental (Promovió la participación de organizaciones civiles para hacer cumplir los objetivos del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente)
Consejo Nacional de las Mujeres en Kenya
Fundó Envirocare LTD, una empresa que involucraba el plantar árboles por gente ordinaria.
Poco después evolucionó hasta lanzar el “Green Belt Movement”, el cual consistía en urgir a las mujeres de Kenya a plantar viveros de árboles a lo largo del país, buscando semillas en selvas cercanas para usar solo plantas nativas. Incluso se comprometió en pagarles un pequeño sueldo por cada pie de árbol, el cual era después plantado en otro lugar. 
Al “Green Belt Movement” se han sumado 16 países africanos con programas para combatir la desertificación, la deforestación, crisis de agua y hambre en zonas rurales. 
Recibió el “Goldman Environmental Prize" y el "Hunger’s Project Africa Prize for Leadership"; la medalla de Edimburgo en 1993 y la "Jane Addams international Leadership Award". 
El Gobierno de Kenya de los ochentas buscó callarla y encarcelarla pues sus diferentes movimientos en pro de la democracia y el papel de las mujeres en la sociedad no empataban con el proyecto dictatorial del gobierno de Daniel arpa Moroi.
En 1992, durante la Cumbre de la Tierra en Río, el Presidente Moroi intentó que se le impidiera hablar durante la cumbre; Maathai fue selecta como portavoz en jefe de la cumbre. 
Promovió la unión de la oposición y las libres y justas elecciones en su país en 1992. 
En el Verano de 1988, Maathai tuvo conocimiento de un plan del gobierno para privatizar grandes áreas de tierra pública del bosque Karura, justo a las afueras de Nairobi, para darlas a partidarios políticos. Protestó a través de cartas hacia el gobierno y la prensa. Con el movimiento de “Green Belt” fue hacia el bosque Karura a plantar árboles. El 8 de enero de 1999 un grupo de protestantes, periodistas y ambientalistas Alemanes fueron al bosque a plantar otro árbol en un área que había sido asignada para construir un campo de golf; fueron atacados y lesionados. La policía se rehusó a arrestar a los atacantes pero el ataque había sido filmado y provocó la ira internacional. Surgieron protestas de estudiantes a lo largo de Nairobi y continuaron hasta Agosto de 1999, cuando el Presidente anunció la prohibición de toda asignación de tierras públicas. 
En 2001 el gobierno intentó de nuevo tomar tierras públicas para darlas a partidarios. Mientras reunía firmas de protesta, Maathai fue arrestada. Gracias a todas las manifestaciones fue liberada al día siguiente. 
En 2002 hizo campaña para participar en el parlamento; los partidos de oposición por fin se reunieron en uno solo. Maathai ganó con 98% de los votos. 
En 2003 fue nombrada asistente del Primer Ministro para el medio ambiente y recursos naturales; trabajó en ese puesto hasta 2005. 
Fundó el partido verde Mazingira de Kenya en 2003 para permitir a los candidatos  correr una plataforma de conservación basados en el “Green Belt Movement”
En 2005 fue electa Presidente del consejo Económico, Social y Cultural de la Unión Africana y fue designada embajadora de la buena voluntad por una iniciativa cuya labor era proteger la cuenca del Congo. 
Junto a otras mujeres ganadoras del Premio Nobel de la Paz, fundó la iniciativa de las Mujeres del Nobel. Seis mujeres representando a América, Europa, Oriente Medio y África uniendo sus experiencias en un único esfuerzo por la paz, la justicia y la equidad. 
Condecoraciones:

1984: Right Livelihood Award (a.k.a. “Alternative Nobel Prize”)
1986: Better World Society Award
1987: Global 500 Roll of Honour
1991: Goldman Environmental Prize
1991: The Hunger Project's Africa Prize for Leadership
1993: Edinburgh Medal (for “Outstanding contribution to Humanity through Science”)
1993: Jane Addams Leadership Award
1993: Benedictine College Offeramus Medal
1994: The Golden Ark Award
2001: The Juliet Hollister Award
2003: Global Environment Award, World Association of Non-Governmental Organizations
2004: Conservation Scientist Award from Columbia University
2004: J. Sterling Morton Award
2004: Petra Kelly Prize
2004: Sophie Prize
2004: Nobel Peace Prize
2006: Légion d’honneur
2007: World Citizenship Award
2007: Indira Gandhi Prize
2007: Cross of the Order of St. Benedict 
2008: The Elizabeth Blackwell Award from Hobart and William Smith Colleges
2009: NAACP Image Award - Chairman’s Award (with Al Gore)
2009: Grand Cordon of the Order of the Rising Sun of Japan
2011: The Nichols-Chancellor’s Medal awarded by Vanderbilt University
Su liderazgo y decisión de escoger mejorar la situación en por lo menos un tema, llevándolo a cabo a pesar de todos los obstáculos, será extrañado. Pero como todo líder, se va dejando sembradas semillas en los corazones de cientos de personas, semillas que servirán de combustible para generar más cambios positivos. 
Su historia debe ser contada y no olvidada. 

Celebrando a Wangari Maathai

Fue la primer mujer africana en ganar el premio Nobel de la Paz (2004) por su contribución al desarrollo sostenible, la democracia y la Paz.

El 25 de Septiembre pasado, esta gran luchadora ambiental y de los derechos de las mujeres, fallece debido a un cáncer ovárico. 

Maathai es un perfecto ejemplo de lo que se puede lograr si se ofrece educación correcta en los países en vías de desarrollo. Desde niña sobresalió en los estudios, lo que le hizo merecer una beca para estudiar en una Universidad de Estados Unidos en los años sesenta (Ciencias).

Realizó su doctorado en Alemania, siendo así, en 1971, la primer mujer de África del Este en recibir un título de Doctorado (Anatomía) y para finales de 1977 había ocupado puestos en la Universidad de Nairobi que nunca antes habían sido ocupados por mujeres.

Se involucró en una gran cantidad de organizaciones civiles, dirigiendo la mayoría de ellas en algún momento:

  • La Sociedad de la Cruz Roja en Kenya
  • Asociación de mujeres universidades de Kenya
  • Centro de Enlace Ambiental (Promovió la participación de organizaciones civiles para hacer cumplir los objetivos del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente)
  • Consejo Nacional de las Mujeres en Kenya

Fundó Envirocare LTD, una empresa que involucraba el plantar árboles por gente ordinaria.

Poco después evolucionó hasta lanzar el “Green Belt Movement”, el cual consistía en urgir a las mujeres de Kenya a plantar viveros de árboles a lo largo del país, buscando semillas en selvas cercanas para usar solo plantas nativas. Incluso se comprometió en pagarles un pequeño sueldo por cada pie de árbol, el cual era después plantado en otro lugar. 

Al “Green Belt Movement” se han sumado 16 países africanos con programas para combatir la desertificación, la deforestación, crisis de agua y hambre en zonas rurales. 

Recibió el “Goldman Environmental Prize" y el "Hunger’s Project Africa Prize for Leadership"; la medalla de Edimburgo en 1993 y la "Jane Addams international Leadership Award". 

El Gobierno de Kenya de los ochentas buscó callarla y encarcelarla pues sus diferentes movimientos en pro de la democracia y el papel de las mujeres en la sociedad no empataban con el proyecto dictatorial del gobierno de Daniel arpa Moroi.

En 1992, durante la Cumbre de la Tierra en Río, el Presidente Moroi intentó que se le impidiera hablar durante la cumbre; Maathai fue selecta como portavoz en jefe de la cumbre. 

Promovió la unión de la oposición y las libres y justas elecciones en su país en 1992. 

En el Verano de 1988, Maathai tuvo conocimiento de un plan del gobierno para privatizar grandes áreas de tierra pública del bosque Karura, justo a las afueras de Nairobi, para darlas a partidarios políticos. Protestó a través de cartas hacia el gobierno y la prensa. Con el movimiento de “Green Belt” fue hacia el bosque Karura a plantar árboles. El 8 de enero de 1999 un grupo de protestantes, periodistas y ambientalistas Alemanes fueron al bosque a plantar otro árbol en un área que había sido asignada para construir un campo de golf; fueron atacados y lesionados. La policía se rehusó a arrestar a los atacantes pero el ataque había sido filmado y provocó la ira internacional. Surgieron protestas de estudiantes a lo largo de Nairobi y continuaron hasta Agosto de 1999, cuando el Presidente anunció la prohibición de toda asignación de tierras públicas. 

En 2001 el gobierno intentó de nuevo tomar tierras públicas para darlas a partidarios. Mientras reunía firmas de protesta, Maathai fue arrestada. Gracias a todas las manifestaciones fue liberada al día siguiente. 

En 2002 hizo campaña para participar en el parlamento; los partidos de oposición por fin se reunieron en uno solo. Maathai ganó con 98% de los votos. 

En 2003 fue nombrada asistente del Primer Ministro para el medio ambiente y recursos naturales; trabajó en ese puesto hasta 2005. 

Fundó el partido verde Mazingira de Kenya en 2003 para permitir a los candidatos  correr una plataforma de conservación basados en el “Green Belt Movement”

En 2005 fue electa Presidente del consejo Económico, Social y Cultural de la Unión Africana y fue designada embajadora de la buena voluntad por una iniciativa cuya labor era proteger la cuenca del Congo. 

Junto a otras mujeres ganadoras del Premio Nobel de la Paz, fundó la iniciativa de las Mujeres del Nobel. Seis mujeres representando a América, Europa, Oriente Medio y África uniendo sus experiencias en un único esfuerzo por la paz, la justicia y la equidad. 

Condecoraciones:

Su liderazgo y decisión de escoger mejorar la situación en por lo menos un tema, llevándolo a cabo a pesar de todos los obstáculos, será extrañado. Pero como todo líder, se va dejando sembradas semillas en los corazones de cientos de personas, semillas que servirán de combustible para generar más cambios positivos. 

Su historia debe ser contada y no olvidada.